The Aware
Parenting Institute
www.awareparenting.com

Transforming families around the world

P.O. Box 206, Goleta, CA 93116, U.S.A.
(805) 968-1868 (phone and fax)
e-mail: info@awareparenting.com

Home Dr. Solter Principles Books Workshops
Consultations Instructors Articles Links Comment

Entrevista con Aletha Solter

Sobre el llanto de los bebés

Entrevista realizada por Bebés Alta Demanda, España

Traducción español de Ingrafía

English version

Copyright © 2008 by Aletha Solter. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este artículo puede ser reproducida o transmitida en ningún formato ni en ningún medio, ya sea electrónico o mecánico (incluyendo la copia a otros sitios web y las traducciones), sin el permiso escrito de Aletha Solter.

Nota: Esta información no debe ser utilizada como substituto de un dictamen o tratamiento médico. Si se sospecha la existencia de algún problema médico, los padres deberían consultar con un profesional de la salud. Copyright © 2008 por Aletha Solter. Todos los derechos reservados.

Aletha Solter, psicóloga del desarrollo suizo-americana, es reconocida internacionalmente como una experta en apego, trauma y disciplina no punitiva. Ha impartido charlas y dirigido talleres para padres y profesionales en 16 países, también en España en mayo 2008. Ofrece también consultoría para padres. Quatro de sus libros han sido traducidos al español y publicados por la editorial Medici de Barcelona. Nos referimos a Mi bebé lo entiende todo, Mi niño lo entiende todo, Llantos y rabietas, y Juegos que unen. Solter es la fundadora del Aware Parenting Institute (Instituto de la Educación Consciente). Ella vive en California y ha criado a dos hijos. Bebés Alta Demanda ha entrevistado a la doctora Aletha Solter para hablar sobre el llanto de los bebés y de los niños.

 

Bebés Alta Demanda: ¿Qué es el llanto terapéutico?

Aletha Solter: El llanto terapéutico es un tipo de llanto que realizamos cuando nuestro sistema nervioso está demasiado cargado por estrés acumulado o por un suceso traumático. El llanto es un mecanismo importante de liberación de estrés, que nos ayuda a relajarnos y a devolverle al cuerpo su equilibrio fisiológico. Hay estudios que demuestran que la presión sanguínea, la temperatura corporal y el pulso disminuyen después de haber llorado a gusto. Las ondas cerebrales también se muestran más sincronizadas. Estas medidas indican un estado fisiológico de profunda relajación.

B.B.A.D.: ¿Por qué razones llora un bebé?

A.S.: Hay dos razones básicas por las que un bebé llora. La primera es comunicar una necesidad apremiante.  En recién nacidos, las necesidades primarias son la leche y el contacto físico.  A medida que van creciendo, hay otras necesidades a tener en cuenta, como la de recibir nuevos estímulos.

La segunda razón por la que lloran es para liberar estrés y recuperarse de un trauma. Cuando un bebé sigue llorando (después de cogerle en brazos) después de cubrir todas sus necesidades primordiales, es posible que lo haga para liberar estrés. Recomiendo siempre tener a los bebés en brazos cuando lloran. Ningún bebé debería quedarse solo llorando.

Las principales fuentes de estrés durante la primera infancia son:

orange ball Estrés prenatal y trauma durante el parto
orange ball Necesidades no cubiertas
orange ball Sobreestimulación 
orange ball Frustraciones del desarrollo
orange ball Dolor físico
orange ball Otros sucesos aterradores

Las investigaciones han descubierto que los bebés lloran más a causa de todas estas situaciones de estrés. Por ejemplo, los bebés a los que no se coge en brazos, lloran mucho más que aquéllos a quienes se les coge con más frecuencia. Yo recomiendo tener al bebé en brazos tanto como sea posible durante el día y dormir con el bebé por la noche.

B.B.A.D.: ¿Y los bebés "alta demanda"?

Los bebés de "alta demanda" son los que han experimentado algún tipo de trauma. Algunos ejemplos de este tipo de trauma que sucede tempranamente y que puede generar que el bebé llore mucho son: trauma emocional de la madre durante el embarazo, un parto difícil, la muerte de un familiar, un cambio de casa, el terrorismo o la guerra, una catástrofe natural, abuso físico o sexual, una separación prolongada de la madre y una operación u hospitalización. 

Estos bebés tienen mucho que llorar. Cuando no tienen la oportunidad de llorar libremente en los brazos de alguien, siguen intentando llorar repetidamente de día y de noche.  Son a los que llamamos de "alta demanda". Cuando por fin tienen la oportunidad de llorar libremente en los brazos de alguien, su temperamento suele cambiar.  Pasan a ser menos exigentes, menos irritables y duermen mejor.

Otro motivo para ser un bebé de alta demanda es su alto nivel innato de sensibilidad. Algunos bebés son genéticamente más sensibles que otros. A los bebés muy sensibles suele afectarles más profundamente el estrés y la sobreestimulación. Se sienten a menudo abrumados y, por lo tanto, lloran más que los bebés menos sensibles. Si tienes un bebé sensible que al nacer tuvo un parto difícil, seguramente llorará mucho.

B.B.A.D.: ¿No hay que consolar al bebé que llora?

A. S.: Hay que consolarlo cogiéndole en brazos e intentando dar respuesta a sus necesidades.  Pero todos los padres saben bien que hay momentos en los que nada funciona para que dejen de llorar. El bebé ha comido hace poco y no aciertan a saber qué más necesita. Muchos padres siguen buscando frenéticamente remedios para que deje de llorar, como moverle, mecerle, hacerle ruiditos, ponerle el chupete u ofrecerle el pecho repetidamente. Estas técnicas, sin embargo, sólo consiguen que el bebé deje de llorar temporalmente.

La mejor forma de ayudar a nuestros bebés en esos momentos es cogerles con tranquilidad en brazos y hacerles saber que está bien que lloren. Esto es a lo que llamo la técnica de "llorar en brazos". Los bebés necesitan saber que les queremos en todo momento, no sólo cuando son felices. Necesitan saber que estamos dispuestos a escucharles. Es importante entender que llorar es en sí mismo a veces una necesidad. En esos momentos, la respuesta más útil es simplemente tener en brazos y querer a nuestros bebés.  Ésta es la forma de consolar al bebé que recomiendo.

BBAD: Sus detractores dicen que usted es partidaria de dejar llorar al niño y que es una crueldad

A. S.: La mayoría de mis detractores no han leído mis libros. Esta afirmación se desprende de sus comentarios (incluidos los de España). Estas personas fundamentan su opinión en un artículo corto o en cosas que han leído de otra gente. No entienden de verdad el método de "llorar en brazos", que es muy distinto al de dejarles llorar solos.

La gente que critica mi método seguramente no tuvo apoyo emocional durante su infancia.  Quizás a ellos sí que les dejaron llorar solos. Quizás se les decía que dejaran de llorar o incluso quizás se les castigaba por ello. Cuando oyen el llanto de un bebé, esta gente se siente muy incómoda. Tratan de hacer que pare el llanto para protegerse a sí mismos de su propios sentimientos reprimidos de dolor. Consideran que TODO tipo de llanto es malo, incluso cuando se coge y se da amor al bebé.

Por otro lado, los que han tenido la buena fortuna de llorar libremente en los brazos de alguien que les quiere, saben intuitivamente que es esto lo que los bebés necesitan a veces. Estas personas entienden que escuchar las emociones más profundas del niño es uno de los mayores regalos que los padres pueden hacerle a sus hijos.

BBAD: También le critican su oposición al pecho a demanda. Según usted, dar el pecho para sofocar el llanto es una pauta de control.  En cambio la Liga de la Leche, la OMS y otras instituciones médicas tienen claro que el pecho no tiene horarios si queremos garantizar una lactancia exitosa.

A. S.: Estoy totalmente a favor de la lactancia materna y NO recomiendo dar el pecho según un horario rígido. A los bebés hay que darles el pecho siempre que tengan hambre. Abogo totalmente por dar el pecho a demanda. Esto significa que las madres deben prestar mucha atención a las señales de sus bebés. Pero es importante darse cuenta de que el llanto no siempre indica hambre.

Cuando nació mi primer hijo, fui a las reuniones de la Liga de la Leche y encontré su apoyo muy útil. Disfruté de recibir el apoyo de otras madres que daban el pecho.  Me ayudaron a establecer una relación de lactancia exitosa con mi hijo y di el pecho a mis dos hijos durante dos años y medio.

Descubrí, sin embargo, que estaba en desacuerdo con algunas de las líderes de la Liga de la Leche en algunas cuestiones. Cuando mi hijo tenía un año fui a una reunión de la Liga para madres con niños mayores. La líder nos contó con orgullo como todavía le daba el pecho a su hijo de tres años cada dos horas, tanto durante el día como durante la noche. A mí me sonó como un horario de tomas de un recién nacido y me pareció que no estaba bien. ¿Por qué un niño de tres años se seguiría despertando cada dos horas para tomar el pecho por la noche?

Sin embargo, seguí obedientemente el consejo de la Liga y le di el pecho a mi hijo cada noche para dormirle. Al igual que el hijo de la madre de la Liga, el mío se despertaba repetidamente durante la noche.  Cuando ya tenía dos años, le seguía dando el pecho para dormirle cada noche y se seguía despertando entre 4 y 8 veces cada noche para mamar (aunque dormía conmigo en mi cama).

Una noche decidí dejar de usar mis pechos como un chupete. En lugar de eso, le tuve en brazos sin ofrecerle el pecho y le dejé llorar y rabiar. Lloró muchísimo durante una hora en mis brazos antes de caer dormido. ¡Esa noche durmió toda la noche entera! A partir de entonces, nunca más me serví de darle el pecho para dormirle. Le tenía en brazos cada noche o me acostaba a su lado hasta que se dormía. A veces necesitaba llorar antes de dormirse, y yo estaba con él mientras lloraba.  Continuó durmiendo bien y durante el día estaba también mucho más contento. Seguí dándole el pecho durante el día hasta que se destetó él mismo a los dos años y medio.

Cuando nació mi hija, cinco años después de mi hijo, tuve mucho cuidado en interpretar sus señales correctamente. Mi hija nunca mamaba para reprimir su llanto. Cuando ya era un bebé mayor, no le daba el pecho para dormirla porque no quería reprimir su necesidad de llorar antes de dormirse. Así pues le daba el pecho más pronto, le lavaba los dientes y después la tenía en brazos hasta que se dormía.  A menudo necesitaba llorar antes de dormirse. Mi hija dormía muy bien y nunca desarrolló el hábito de despertarse por la noche. Al igual que mi hijo, se destetó ella misma a los dos años y medio.

El éxito del método de “llorar en brazos” se fundamenta en interpretar correctamente las señales del bebé. Desde mi experiencia personal así como la de aconsejar a cientos de madres que dan el pecho, he aprendido que los bebés se pueden volver adictos al pecho cuando sus señales se malinterpretan. Cuando las madres usan el pecho repetidamente como chupete, los bebés aprenden a mamar incluso cuando no tienen hambre. Pero cuando las madres prestan mucha atención a las señales de sus bebés, pueden aprender a ver la diferencia entre el llanto por hambre y el llanto por liberación de estrés. Los bebés no necesitan el pecho cada vez que lloran, al igual que no necesitamos beber o comer cada vez que estamos tristes o enfadados. A veces nos resulta mejor hablar o llorar.

El problema de usar el pecho como chupete es que los bebés desarrollan el hábito de ponerse algo en la boca o de succionar cada vez que están contrariados. Más adelante, esto podría pasarse al hábito de comer demasiado o de fumar. A estos hábitos les llamo “pautas de control". Son las cosas que hacemos para reprimir nuestras emociones.

Los niños necesitan saber que sus padres están disponibles para escucharles. Por lo tanto, es importante desarrollar una relación de apoyo a través de la escucha además de una relación de lactancia. Si escuchas el llanto de liberación de estrés de tu bebé sin intentar pararlo, verás tu recompensa más adelante en la adolescencia cuando tu hijo se sienta tan seguro como para decirte: "Necesito llorar. ¿Me abrazas?" Lo sé porque lo he experimentado con mis propios hijos.

BBAD: Como adultos, ¿cómo tendríamos que relacionarnos con el llanto?

A. S.: Llorar sería beneficioso para todos cuando nos hace falta. En lugar de intentar no llorar durante una película triste, por ejemplo, es mucho más sano permitir que fluyan las lágrimas. Cuando he tenido un día duro, mi marido me rodea con sus brazos y me deja que me desahogue llorando. Y yo hago lo mismo con él. Esto es lo que los niños necesitan de sus padres. Mi esperanza es que los médicos del futuro recomienden: "Coma mucha fruta y verdura, haga ejercicio y desahóguese llorando al menos una vez por semana".

BBAD: Hay niños que no se calman con nada. ¿Qué recomienda que hagan sus padres?

A. S.: Cuando nada parece calmar al niño, o si el niño llora de una forma distinta de la habitual, es posible que esté enfermo. Es importante llevar al bebé al pediatra porque los llantos podrían ser el síntoma de un trastorno médico grave, incluso en ausencia de fiebre.

Otra posibilidad es que el niño necesite llorar para descargar tensiones. En este caso la respuesta más útil es aceptar la necesidad de llorar del niño y permitirle continuar mientras se le abraza (el método de "llorar en brazos" descrito anteriormente).

BBAD: ¿Cómo podemos reducir el nivel de estrés familiar con un bebé de alta demanda y que llora frecuentemente?

A. S.: Los padres con un bebé de alta demanda necesitan toda la ayuda posible.  La información sobre el llanto como liberación de estrés puede ayudarles a entender por qué su hijo necesita llorar.  Esta información puede aliviar sus sentimientos de incompetencia e impotencia. Los padres pueden aprender a dar el apoyo necesario al llanto de su bebé sin intentar reprimirlo. Como resultado, el bebé estará más relajado, será menos exigente y dormirá mejor.

Los padres de bebés exigentes también necesitan ayuda de los otros. Cuidar a un bebé de alta demanda es duro. Los padres, que constantemente están atentos a su hijo, también necesitan que alguien esté atento a ellos. Quizás tan solo necesiten hablar. O igual necesitan un hombro sobre el que llorar.

Los bebés que lloran mucho son un fuerte detonante de maltrato infantil. En una encuesta hecha a padres maltratadores, el 80% sostenía que el llanto del niño les generaba ira. Por esto es tan importante dar apoyo a los padres de los niños que lloran tanto.

BBAD: Como grupo de apoyo para padres de niños llorones, ¿qué consejo nos da usted para que funcione?  ¿Qué tipo de ayuda podemos ofrecer a estos padres para que se sientan a gusto en su papel?

A. S.: Los grupos de apoyo pueden ser extremadamente útiles porque dan a los padres la oportunidad de conocer a otros padres que comparten problemas similares. Los grupos de apoyo son más eficaces cuando los unos escuchan a los otros sin juzgar ni dar consejo.  Cuando los participantes sienten que están en un entorno lo suficientemente seguro como para llorar, estos grupos pueden ser verdaderamente terapéuticos.

éstas son algunas de las cosas que serán útiles para los padres de niños que lloran mucho:

orange ball Información sobre las dos razones básicas por las que un bebé llora
orange ball Información sobre qué se puede hacer para reducir el estrés diario de su bebé
orange ball Recibir ánimos y apoyo para poner en práctica el método de "llorar en brazos"
orange ball La oportunidad de expresar las emociones y los recuerdos que el llanto de su bebé les hace brotar (con una persona que les escucha)
orange ball La oportunidad de compartir experiencias con otros padres
orange ball Recibir el aprecio y aprobación de los otros
orange ball Recibir ayuda con las tareas domésticas
orange ball Pasar algo de tiempo sin el bebé
orange ball Divertirse y reír
line

Se puede encontrar una descripción de esta filosofía de la educación en los libros de Aletha Solter: Mi bebé lo entiende todo, Mi niño lo entiende todo, LLantos y rabietas, y Juegos que unen. (Ediciones Medici, Barcelona, España). (Titulos en inglés: The Aware Baby, Helping Young Children Flourish, Tears and Tantrums, y Attachment Play.)

Mi bebé lo entiendo todo Mi niño lo entiende todo Llantos y rabietas Juegos que unen

Mi bebé lo entiendo todo

Mi niño lo entiende todo

Llantos y rabietas

Juegos que unen

La Educación Consciente en Chile
La Educación Consciente en España
La Educación Consciente en Mexico

Otros artículos en español en este sitio:

La educación consciente: los 3 pilares
Principios de la Educación Consciente
¿Qué hacer cuando un bebé llora?
¿Son los niños esencialmente malos?
Las desventajas del tiempo fuera
No pegues a tus hijos
Veinte alternativas al castigo

line

This page was last updated on January 5, 2017. Copyright © 2008 to 2017 by Aletha Solter. All rights reserved. No part of this article may be reproduced or transmitted in any form or by any means, electronic or mechanical (including copying to other web sites, and including translations), without written permission from Aletha Solter.

Warning/Disclaimer: The information in this article is not intended to be used as a substitute for medical advice or treatment. When children display emotional, behavioral, or medical problems of any kind, parents are strongly advised to seek competent medical advice and treatment. Aletha Solter and the Aware Parenting Institute shall have neither liability nor responsibility to any person or entity with respect to any damage caused, or alleged to be caused, directly or indirectly by the information contained in this article.